12 Principios para iniciar una vida natural y equilibrada

12 Principios para iniciar una vida natural y equilibrada

 

Dr. Jorge Valentín Esteve  - Médico Holístico

 

1) Tomar conciencia de por qué, cuándo y cuánto debemos cambiar:

 

¿POR QUÉ?

 

a)Para dejar de autodestruirnos inconscientemente; si alguien desea hacerlo que lo haga sin ignorar que la depresión , el cáncer, las enfermedades cardiovasculares, el SIDA, la diabetes, etc. son productos de nuestra elección cotidiana.

 

b)Porque sólo a través de los cambios individuales, cambiará la sociedad.

 

¿CUÁNDO?

 

Lo antes posible. Por ejemplo:

 

a)Para dejar de pertenecer a la mitad de la población que según la OMS. Va a desarrollar un cáncer en algún momento de su vida.

 

b)Para dejar de aportar nuestra colaboración diaria al sistema, que desequilibra la distribución de alimentos en el mundo y que lleva a la muerte por hambre a 1 niño cada 2 segundos, pese a haber un 9% de excedentes en la energía disponible con respecto a las necesidades actuales.

 

¿CUÁNTO?

 

En función de lo que cada uno pueda y pretenda obtener. Por ejemplo, reducir el consumo de carne y lácteos a una vez por semana, no será suficiente para el tratamiento de una enfermedad seria. Pero es aceptable para la prevención de alguna o como paso previo a algo mejor.

 

Para elegir la mejor forma de cambiar.

 

2) Observar a la Naturaleza y descubrir las leyes que la rigen para no contradecirlas:

 

¿ Es acaso natural tomar un helado en pleno invierno y con –10 grados Cº o comer un suculento locro (es un guiso a base de zapallo, porotos y maíz) en verano con +40ºC? ¿A qué “Naturaleza” respetamos ingiriendo 3 ó 4 litros de agua o más a través de bebidas, frutas, sopas, agua de cocción, etc. si sabemos que lo natural” es darle a nuestro cuerpo el líquido que nos pide con su lenguaje (la sed) y que todo exceso de trabajo de un órgano termina agotándolo, siendo, en este caso, que los riñones acabarán por hacerse insuficientes reteniendo líquido y haciéndonos aumentar de peso? Excepción a esto encontramos en el caso de ancianos con los osmorreceptores atrofiados que se deshidratan sin tener sed. Contradiciendo a la Naturaleza tarde o temprano, recibieron su factura.

 

3) Observarse a sí mismo: (autoconocimiento)

 

Una de las mejores formas de comenzar a hacerlo es apreciando el efecto que tienen los alimentos sobre nuestro cuerpo y nuestro psique. Verificaremos que el cambio alimentario es sólo el primer paso (cuando en el segundo o el tercero) de todos los aspectos de nuestra forma de vida que deberíamos ir modificando, incluyendo indispensablemente a una práctica física y respiratoria adecuadas.

 

4) Seleccionar la información:

 

En la mayor parte de los libros de Naturismo, Macrobiótica y afines, encontramos datos muy valiosos pero que suelen estar mezclados con algunas afirmaciones no muy bien fundamentadas o bien expresadas con fanatismo o dejando entrever un determinismo que desprestigia el contexto general.

 

Los textos de Nutrición convencional están basados en el aspecto bioquímico pero desconocen casi totalmente el trascendental aporte de la Física Biológica a la Nutrición y a la Medicina, manifestando en términos de energía vital, tanto de una persona como de los alimentos y del efecto biofísico que estos tienen sobre el organismo, los cuales pueden ser tan cuantificados como el colesterol o la glucosa de nuestra sangre. Desconocer esto puede inducir a garrafales errores, pero aunque el aporte sea parcial también es valioso.

 

Es por esto que la información debe ser seleccionada, en función, primordialmente de la observación que previamente hubiéramos efectuado de la Naturaleza y de nosotros mismos.

 

5) Integración de datos y puesta en práctica:

 

De las propuestas que nos parezcan más coherentes con la observación antedicha, introduciendo los cambios gradualmente. Esto último es muy importante porque al dejar bruscamente los alimentos perjudiciales, la desintoxicación masiva puede resultar peligrosa y al introducir al unísono varios elementos nuevos, si alguno de ellos no es bien tolerado, no podríamos identificar cuál ha sido. Un ejemplo extremo es el de la depresión relacionada con el tan frecuente hiperinsulinismo (SEDA= Síndrome de Estrés. Depresión y Adiciones) causado por los dulces, harinas, alcohol, edulcorantes artificiales, etc. Si un paciente depresivo deja los dulces de golpe, sin un adecuado reemplazo por cereales integrales en grano cada dos o tres horas y glucosa cada 2 horas, que mantengan la glucemia estable, puede llegar al suicidio.   Si su caso era grave, en las primeras dos semanas de tratamiento, ya que el corte brusco produce un síndrome de abstinencia muy marcado.

 

6) Consultar:

 

Al menos una vez al inicio y semestral o anualmente después con algún profesional capacitado y actualizado y actualizado, para recibir una orientación personalizada y para estar seguros de no caer en carencias alimentarias.

 

Los chequeos de sangre y orina. Papanicolau, examen urinario ginecológico y cardiológico periódicos, son especialmente útiles como medida preventiva. Pero sin descuidar esto, paralelamente y para lo cotidiano, debemos aprender a tratarnos nosotros mismos a través del alimento, las hierbas, el automasaje, la práctica física, la respiración y la meditación.

 

7) La dieta debe respetar las OCHO NUEVAS LEYES DE NUTRICIÓN:

 

Y come se dijo debe ser personalizada, pero no sólo en función de las características individuales de quien la haga (edad, sexo, actividad, enfermedades, estado energético, etc.) sino también del período por el que atraviesa (pre o post  menstrual, embarazo, lactancia, etc.). del estado anímico que tenga ese día (deprimido, agresivo). del clima de esa zona y de ese día en particular.

 

El no respeto ocasional de estas condiciones puede a veces pasar inadvertido o manifestarse a través de algún problema simple, pero si la transgresión es importante y reiterada. Muy probablemente conduzca a enfermedades serias.

 

8) Condición y voluntad:

 

Hay que tener convicción y voluntad para salvar los infaltables escollos del comienzo.

 

El primer escollo somos nosotros mismos y nuestras malas costumbres, seguidos por la familia, la oficina, los síntomas de descarga de toxinas o el síndrome de abstinencia tan frecuentes en la primera etapa y el mensaje contradictorio de profesionales no suficientemente actualizados o con una visión sólo parcial de la ciencia de la salud.

 

Pero así como “cuando no hay voluntad hay mil excusas, cuando hay voluntad hay mil recursos”. Al empujón inicial dará arranque al vehículo que luego seguirá solo. El mejorar la sensibilidad de nuestras papilas linguales por no darles sabores muy fuertes (excesivamente dulces, salados, grasosos, etc.) comenzará apercibirse gradualmente el gusto de las comidas naturales, que antes nos parecían desabridas. Por el contrario, la reintroducción de algún sabor exagerado, será rechazada tal como sucede con los dulces que nos empalagaran mucho más fácilmente. No tardaremos muchas semanas en sentirnos cada vez mejor si no equivocamos la elección del camino, lo cual hará aún la convicción.

 

9) No al fanatismo ni a la obsesión. Sí al equilibrio dinámico y a la flexibilidad de criterio:

 

El tener fe en el camino que elijamos nos permitirá optimizar los resultados siempre que evitemos caer en el fanatismo enceguecedor que en ocasiones puede resultar fatal.

 

Si bien es cierto que los 450 o más cancerígenos de la dieta habitual, sumados a los del ambiente, son los principales responsables en el desarrollo de un cáncer, el miedo a esta enfermedad, representado por ejemplo por el querer evitar todas estas sustancias obsesivamente, nos desequilibra en forma tal que corremos el riesgo de atraerla, al favorecer otro mecanismo (sistema límbico -  secreción endócrina – inmunodepresión). Ocuparnos por disminuirlas en la medida de lo posible, pero sin preocuparnos por algún contacto ocasional, nos permitirá encontrar el punto de equilibrio.

 

Este punto (en realidad un segmento) es el que en todos los aspectos debemos procurar, a sabiendas, de que la enfermedad es sinónimo de desequilibrio y que no existe el equilibrio absoluto sino el dinámico, equivalente a oscilaciones desequilibrios cada vez más pequeños.

 

10) No a la rutina. Sí aprender a cocinar y a disfrutar del camino que hayamos elegido:

 

En lo que a la dieta se refiere, una adecuada variación del tipo de cereales, verduras, legumbres, y otras fuentes proteicas, condimentos y preparaciones, no sólo la hacen menos aburrida, sino que evitan la posibilidad de carencias. Si aprendemos a cocinar no sólo podemos hacer saludables manjares, sino también acrecentar, mediante técnicas culinarias específicas las posibilidades terapéuticas de los alimentos. Pero si tomamos a la dieta como un mero remedio y no logramos disfrutarla realmente, habremos equivocado el camino o la forma de transitarlo; por lo que seguramente lo abandonaremos pronto en vez de adoptarlo para toda la vida.

 

11) Ocasionalmente y sin culpas, “vencer la tentación sucumbiendo de lleno en sus brazos”:

 

(como dice Serrat) Las tentaciones muy perjudiciales irán desapareciendo gradualmente, por lo explicado en Convicción y Voluntad. Resulta mucho más dañino transgredir la dicta con algunos de los productos del grupo 5, que con algunos del grupo 3 de la categorización de alimentos según el beneficio/perjuicio sobre la salud que hemos elaborado. El daño será mayor si al efecto nocivo del alimento, le sumamos el de la culpa por haberlo ingerido.

 

12 ) No desperdiciar energías desviviéndose por convencer a los demás convertirse simplemente en un feliz ejemplo:

 

No es infrecuente que quien experimente los beneficios de acercarse a lo natural, desarrolle vocación de “salvador” de los demás. Como la insistencia suele ser la regla, el automático rechazo, es la respuesta. Esto pasa también con los niños, que odiarán lo impuesto y amarán lo prohibido. Si realmente queremos ayudar al prójimo, procuremos despertar en él, a través de nuestro propio ejemplo, el suficiente interés para que sea él quien nos requiera la información que le podamos dar y para quien así no lo hiciera, con un breve y único comentario respetuoso, ya habremos sembrado la semilla que quizás algún día germinará.

 

                         ––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––-

 

LAS OCHO NUEVAS LEYES DE LA NUTRICIÓN

 

1ª Suministrar todas las sustancias necesarias para la vida.

 

2ª Aportar la energía suficiente medida en calorías, sin por esto caer en los anticuados cálculos de tantos gramos de cada alimento, que en la práctica casi ningún paciente alcanza a respetar.

 

3ª Las sustancias deben estar en la dieta cotidiana en la proporción adecuada: esto es muy importante dado que variaciones en la proporción relativa pueden provocar cambios en el efecto biológico y, sobre todo biofísico de los alimentos.

 

4ª No debe contener sustancias químicas que con el aumento de consumo puedan ser dañinas: recordemos que existen más de 450 sustancias cancerígenas en la dieta que come nuestro pueblo habitualmente, las que se suman y potencian entre sí y con las del medio ambiente.

 

5ª No tiene que alterar las constantes vitales.

Ejemplo: ácido úrico, colesterol, presión arterial. Etc. tampoco deben generar estrés, ansiedad, agresividad, somnolencia o depresión, como suelen hacerlo las dietas habituales, por mecanismos perfectamente estudiados.

 

6ª Debe estar adaptada a las condiciones del sujeto y de su entorno.

Ejemplos: a sabiendas de los efectos biofísicos de la alimentación, no es equilibrado hacer la misma dieta en invierno que en verano, en el trópico que en el polo, antes o después de la menstruación.

 

7ª La energía electromagnética de los distintos ramales de circuito (meridiano de acupuntura por donde transita la energía vital) ha de mantenerse dentro de los limites de tolerancia. Este es uno de los hallazgos científicos más trascendentes y menos difundidos de los últimos años. Demuestra cómo una dieta equilibrada en su aspecto bioquímico pero desequilibrada en su aspecto energético, puede ser perjudicial para la salud hasta el punto de poder iniciar el desarrollo de un cáncer, completándose para esto con otros factores.

Ejemplo: una dieta con exceso de lácteos no cumple el requisito antedicho.

 

8ª La comida debe estar correctamente cocinada y guardar una adecuada proporción entre cocidos y crudos.

Ejemplo: el asado a las brasas o el freído a más de 180ºC genera sustancias cancerígenas. Una dieta crudívora (ingesta de vegetales y frutas crudas exclusivamente) no cumple la condición y aunque muchas personas hayan tenido buenos resultados con su empleo, estos suelen ser transitorios por lo que esta dieta es desaconsejada para la mayoría (salvo para zonas tropicales o personas muy Yang). 

 

––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––

 

Es la luz de la conciencia la que torna preciosas, extraordinarias, las cosas. Entonces, las cosas pequeñas, dejan de ser pequeñas. Cuando un hombre consciente, sensible y afectuoso, toca un guijarro de la orilla, éste se transforma en un diamante. Y si toca un diamante en tu estado de inconsciencia, no es más que un guijarro ordinario (ni siquiera eso). La profundidad y el sentido de tu vida serán proporcional a tu nivel de consciencia.

Ahora, la gente se pregunta por todo el mundo: ¿Cuál es el sentido de la vida? Evidentemente, el sentido está perdido, porque has perdido la forma de descubrir el sentido, y esta forma es la consciencia.

Osho.

Visitas: 1846

Comentar

¡Necesitas ser un miembro de MACROBIOTICA para añadir comentarios!

Participar en MACROBIOTICA

Comentado por Toni G.R el 12 septiembre, 2011 a las 7:13pm

Ha sido un milagro leer este articulo, llevo 8 años con ansiedad generalizada y depresion.Estoy harto de las pastillas que no me hacen nada,hace un año elimine el azucar por completo y note una notable mejoria, pero llevo 6 meses haciendo la macro pero mezclando alcohol,algunos dulces y futas y pasas. también harinas

En serio tengo solucion con la macro? alguien me puede enviar algunas pautas de alimentación?, me encuentro muy cansado y dolorido ansioso y depresivo pero agradecere con el corazon si alguien me envia un cable de luz...gracias

www.antoniojamas.com

 

Comentado por Miren Azpeitia el 9 septiembre, 2011 a las 9:41pm

Muchisimas gracias!

Ahora toca ponerlo en practica!

Miren

Comentado por Llucià Vilà Solà el 9 septiembre, 2011 a las 5:46pm

Hola Miren Azpeitia, me alegra te haya gustado el texto. Estas ocho nuevas leyes de la nutrición nos las enseña el Prof. José M. Establés Elduque en su libro “Alimentación, Salud y Cáncer” y son la clave para tener una auténtica alimentación Equilibrada.

 

Estas ocho leyes están inspiradas y perfeccionadas de las cuatro leyes que elaboro el Prof. Pedro Escudero. Que son las que siguen: La ley de la cantidad, la ley de la calidad, la de la armonía y la de la adecuación. Y el Prof. Estables las perfeccionó.

 

Querida Miren Azpeitia, las ocho leyes de la nutrición las incluyo al final de texto principal para interés de todos. Quiero comentar que uno de los puntos muy  importantes de este texto, es la ley nº 8 que se basa en la “Condición y la Voluntad”. Pues creo que hemos de reconocer que no es fácil cambiar la dieta de una persona, especialmente cuando las papilas gustativas han estado pervertidas durante muchos años de su vida. Por tanto, se debe empezar a educar la “fuerza de voluntad” y someterse a una disciplina estricta, al menos al principio de la dieta macrobiótica y no dejarse llevar por debilidades emocionales. Desgraciadamente, pocas personas tienen la voluntad o están dotadas mentalmente para hacerlo. No obstante, ¿no es al final mucho mejor someterse a un entrenamiento nutricional difícil que tener que enfrentarse, en el futuro, a una senilidad precoz con los problemas que ello conlleva para uno mismo y los demás?... Con la dieta macrobiótica se puede alcanzar el equilibrio nutricional y la felicidad infinita, con un poco de esfuerzo al principio, pero con facilidad al cabo de un tiempo y unos beneficios inmensurables a lo largo de los años...

 

Petons i abraçades.

Comentado por Miren Azpeitia el 8 septiembre, 2011 a las 7:17pm

Un  texto muy interesante. Cita las ocho NUEVAS leyes de la salud. Y eso ?  cuales son ?

muchas gracias!

 

Foro

Autismo

Iniciada por Claudio Bogado 27 Jul. 0 Respuestas

macrobiotica y vitroceramica

Iniciada por pablo beltran. Última respuesta de Escuela Macrobiótica Ca l'Agnès 4 Jun. 1 Responder

tortitas de arroz integral

Iniciada por pablo beltran 23 May. 0 Respuestas

como ganar peso

Iniciada por irondele. Última respuesta de Jesús Priego 26 Abr. 2 Respuestas

MANTENIMIENTO VOLUNTARIO

Aportación económica de la RED MACROBIOTICA  NING. 

Más información arriba a la izquierda en: DONAR.

 

MUCHAS GRACIAS.

Aportaciones año 2017

26 de enero:

Tina Asensio.......................5 euros

27 de setiembre:

Isabel Moreno................4,48 euros

28 de setiembre:

Jose Martin albo Ruiz....4,48 euros

Mar Castro...................18,97 euros

Mar Castro...................18,97 euros

Juan Intxausti Letam.. 18,97 euros

3 de octubre:

Agnes Perez................ 15 euros.

6 de octubre:

Xabier burga.............. 20 euros.

Llucià Vilà................... 20 euros.

Maria Jesús Usandizaga Sorozabal.................... 75 euros.

"Ya hemos efectuado el pago de la cuota Ning de 149,95 euros. Gracias por vuestra colaboración. Nos queda un depósito de 149,69 euros." para el próximo año 2018.

 

 

 

© 2018   Creado por Red Macrobiotica .   Tecnología de

Emblemas  |  Reportar un problema  |  Términos de servicio