¿Qué es la obesidad?

Básicamente se trata de una acumulación de grasa en el tejido adiposo del cuerpo que entraña algún peligro para la salud. El índice de masa corporal es superior a 25 (este índice se obtiene dividiendo el peso en kilogramos de una persona entre el cuadrado de su altura en metros).

¿Engordamos para “protegernos”?

Es cierto que en ocasiones la obesidad puede ser entendida como una defensa. La capa de grasa es como un metafórico escudo que colocamos inconscientemente en el lugar que queremos resguardar.

¿En la obesidad qué acumulamos?

Una cantidad de grasa, energía estancada, que no se va a usar y se retiene una cantidad de líquido (emociones tóxicas), que el organismo no puede eliminar.

La grasa acumulada ¿qué significa en función del lugar donde se sitúa? Pongamos algún ejemplo:

- En el abdomen, para defenderse de ser adulto.

- En las caderas y muslos para ocultar el talento creativo y la libertad de expresión artística.

- En todo el cuerpo para defenderme de cualquier de abuso sexual.

¿Otros significados?

-La obesidad podría ser un síntoma de esa disposición, del miedo a que le falte. Como un seguro a todo riesgo, donde la grasa es “el seguro”

-También puede haber una madre dominante, posesiva, que ejercía un control estricto sobre su alimentación, sus pensamientos, sus sentimientos y su creatividad. En este sentido, la obesidad representa una oposición inconsciente a la autoridad materna que abusó de nosotros.

¿Podría estar provocada porque descuidamos nuestra alimentación?

Según la psicogenealogía, lo que nos han hecho, tendemos a hacérnoslo. Si en nuestra infancia nos han obligado a comer en exceso, tal vez porque el alimento sustituía a la atención, de mayores comeremos en exceso.

Hay que controlar el “picar” entre horas o el capricho por los dulces… son los grandes enemigos para perder peso…

Cuando comemos, el cuerpo responde con una lluvia de endorfinas internas, lo que nos produce una sensación parecida a cuando nos dan amor. La soledad lleva a la persona a la alacena o a la nevera, para buscar sustitutos de ese amor.

Un consejo

Antes de cada ingesta de alimento, poner las manos en el estómago y preguntarle cuánta hambre tenemos. Para tomar más consciencia, podemos anotar el nivel de hambre (del 1 al 10) en un papel. Debemos comer de a cuerdo al hambre no a las necesidades de afecto.

Y otro enemigo es el estilo de vida sedentaria.

Sí, al aislamiento social y la pereza por cambiar los hábitos de la persona obesa, se le añade el gran resistencia que ofrecen a gastar lo acumulado. Muchas veces ello se refleja en la economía.

Hay obesos con muy buen humor… se ríen de ellos mismos.

El sentido del humor es muy sano, pero a veces es una válvula de escape para no enfrentarse a los problemas. Un chiste distrae el intelecto y hace correr una cortina de humo sobre las emociones.

¿Qué nos obliga a preguntarnos este problema?

-¿Qué sentido metafórico tiene acumular la grasa o el líquido en este lugar de mi cuerpo?

-¿Qué es lo que en realidad acumulo y para qué?

-¿Por qué no dejo fluir la energía y las emociones?

-¿Qué oculto tras la grasa?

-¿A quién o a qué me parezco con esta imagen?

-¿He sido visto por mis padres?

-¿He tenido suficiente espacio para crecer entre mis hermanos?

-¿Estoy alimentando mi falta de amor con exceso de comida?

Entrevista en La Vanguardia “El obeso es un adicto, un enfermo que está matándose”

Alejandro Jodorowsky.

Visitas: 376

Etiquetas: Obesidad

Comentar

¡Necesitas ser un miembro de MACROBIOTICA para añadir comentarios!

Participar en MACROBIOTICA

Comentado por silvana graciela orioli el 15 noviembre, 2010 a las 11:49pm
en este momento estoy pasando por varios estados es por eso que me veo identificada con estos items.pedi ayuda a un psicologo,a nutricionista...al clinico,pero nadie me da una respuesta!muchas gracias por publicar este material!
Comentado por efigenio el 16 octubre, 2010 a las 10:44pm
Tú comentario me recuerda el libro que leí hace ya dos veranos: La obsesión de comer,cómo superar la compulsión hacia la comida.De Jane Hirschmann y Carol Munter.Ed Paidós.Donde viene a decir que el comer compulsivamente es resultado de desequilibrios emocionales; tales como ansiedad, miedos,inseguridades. Y ciertamente puede que tengan razón. Lo digo por experiencia propia, ya me he quitado 30 Kg. en unos 3 años,desde que visité un médico macrobiótico por casualidad al acompañar a mi mujer a un tratamiento suyo. Pero por lo que veo lo mejor no es el aspecto físico sino el psicológico,mejor diho la claridad mental que jamás había tenio antes.Animos a todos en este camino tan bonito y quizas único.

Foro

BOTES PARA COCCIÓN ANGÉLICA

Iniciada por Mar Merino Hace 3 horas . 0 Respuestas

Verano en Sevilla

Iniciada por Lourdes Martínez. Última respuesta de Lourdes Martínez Hace 7 horas . 4 Respuestas

Cereales y pseudocereales

Iniciada por Elena María. Última respuesta de Elena María el martes. 2 Respuestas

restaurante el rincon de tenzo

Iniciada por Lucía. Última respuesta de Agnès Pérez 26 Jul. 1 Responder

COUS COUS

Iniciada por Naiara Lasarte. Última respuesta de Héctor Milla 14 Jul. 12 Respuestas

MANTENIMIENTO VOLUNTARIO

Aportación económica de la RED MACROBIOTICA  NING del AÑO 2014. 

Más información arriba a la izquierda en: DONAR.

Mes de marzo:

Toshie Nagashima………10 euros.